Científics i advocats

Dijous passat vaig participar a una reunió del Spanish ERAC Peer Review on experts de la Comissió Europea ens van entrevistar. Crec que el que es va parlar allà és rellevant, per tant en tornant amb l’AVE vaig enviar un text escrit en clau espanyola, que reprodueixo tot seguit al diari EL PAÍS. No el van publicar.

Científicos y abogados

En el marco de una reunión con expertos europeos, coordinados por el Prof. Británico Luke Georghiou, el MINECO ha reunido a algunos responsables de investigación y investigadores para discutir sobre la eficiencia y el impacto del sistema español de I+D. En la mesa estábamos entre otros el Presidente del CSIC, el Director de ISCIII, un representante de la CRUE, el director de ESS-Bilbao, Rector de la Univ. Carlos III, Directora del CNIO, y el Director de CERCA, entre otros.

Las conclusiones finales que desde mi punto de vista se han conseguido hoy van en la dirección de destacar que en España hay talento investigador. Pero falla en algunos casos la financiación de la I+D, y en la mayoría la organización y modelo de investigación. Intento explicarme. Las Instituciones que tienen a sus investigadores con contratos de funcionario son altamente ineficientes puesto que ello es casi incompatible con una gestión certera y ágil. Se dificulta la carrera científica, la contratación de nuevos investigadores, prescindir de quienes no desarrollan bien su trabajo, la movilidad entre Instituciones, la política de incentivos, el “recruitment” de talento, la gestión de proyectos, etc. Emblemáticamente, las universidades están en esta situación.  

Se podría solventar posiblemente combinando dos elementos muy importantes. Por un lado promoviendo un cambio de gobernanza en las universidades españolas que incluya al menos pasar de profesorado funcionario a profesorado contratado, sobre una base de evaluación objetiva y externa de su actividad. Y en paralelo que el Gobierno español Ponga en el atril de sus prioridades a la investigación y legisle acorde a facilitar a las Instituciones científicas su actividad, por ejemplo permitiendo contratar nuevos investigadores, y tolerando asimetrías basadas en la excelencia para repartir los recursos de manera competitiva. Asimismo se requiere ampliar o al menos restablecer los fondos para I+D. Esto ayudaría.

También se ha llegado a la conclusión que si bien la ciencia española es de calidad hace falta introducir una cultura de la Innovación. Y en este sentido, ayudas de prueba de concepto, reformas a favor del mecenazgo, y medidas como estas ayudarían enormemente.

Tristemente, una de las conclusiones ha sido que a la par de disponer de científicos de alto nivel, hace falta también que las Instituciones de I+D tengan un buen equipo de abogados para hacer frente a la legislación cambiante  del Estado y de las CCAA, que oprime con normas restrictivas el buen ejercicio de la I+D. Por tanto hay que buscar y aprovechar los estrechos desfiladeros en los textos jurídicos para hacer interpretaciones creativas que permitan progresar a la Ciencia. Esto también ayuda.    

Si bien en el sistema hay mucha heterogeneidad, algunas instituciones como por ejemplo CNIO, Centros CERCA en Cataluña, Institutos ISCIII, ESS-Bilbao, determinadas universidades, juegan sus bazas y hacen mella en el impacto científico internacional. Por tanto hay esperanza. La reunión ha finalizado con la intervención de una investigadora ERC Starting Grant de una universidad madrileña, que con todo el realismo y crudeza ha descrito su situación. Sinceramente, o se hace algo desde la toma de decisiones o no sé cómo se va a explicar a la opinión pública que se vaya desmontando la I+D de nivel más que aceptable que un día tuvimos.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *